Lo que aprendí en la reunión anual de la AAAS … o de cómo perderle el miedo periodismo de ciencia

20160314121527
Crédito: Danna Oassis López

Este año se llevó a cabo la reunión anual de la American Association for the Advancement of Science (AAAS) en Washington, D.C., Estados Unidos, del 10 al 15 de Febrero. Cada año, la National Association of Science Writers (NASW) otorga becas a estudiantes de licenciatura para que asistan al evento y desarrollen sus habilidades como periodistas y escritores de ciencia. Este año, Danna Oassis López fue una de las elegidas para asistir y la única mexicana en obtener la beca. Aquí, nos comparte su experiencia.

 

*Por Danna Oassis López

Lo primero que deben saber es que soy una estudiante de física a punto de graduarse. Si todo sale bien para el momento que esta nota sea publicada seré -al fin- una física titulada. Entonces… ¿cómo es que estoy escribiendo esta nota para un blog dedicado al periodismo de ciencia?

Pues bien, cuando yo era niña mi padre me habló sobre el beisbolista Babe Ruth y su increíble record de home runs y me dijo que, tal como Ruth, yo debía intentar “darle a todas las pelotas que me lanzaran” y que sólo así conseguiría una gran cantidad de “home runs”. Claro, también habría muchos fracasos, pero ¿de qué otra forma podría conseguir un número equiparable de éxitos?

Con esa idea en mente, me lancé a participar en la convocatoria de la National Association of Science Writers (NASW) para asistir a la reunión anual de la AAAS, las siglas en inglés para la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, “una organización internacional no lucrativa dedicada a la promoción de la ciencia en beneficio de todas las personas”, se lee en su sitio web.

La beca ofrecida por la NASW funciona como un reembolso para los gastos de traslado y estancia en la ciudad sede de la reunión, que en este caso fue Washington, D.C., Estados Unidos. Como requisito debes cubrir alguna conferencia durante el evento y asistir a una sesión de orientación para futuros reporteros. Para eso, te asignan un mentor y un editor, que en algunos casos, como el mío, son la misma persona.

 

20160314121509
Crédito: Danna Oassis López

Fui la única mexicana que ganó la beca este año, lo que evidentemente me llenó de orgullo pero mi nula formación en periodismo también me llenó de incertidumbre e inseguridad. No estaba segura de qué esperar ni de qué esperaban de mí. Así que los primeros días me sentí desubicada y aislada de una comunidad, un idioma y una dinámica que debía –y ansiaba– conocer. Pero mi sensación fue cambiando con los días, cuando conocí  más personas, otros fellows, conferencistas, editores, periodistas y divulgadores, y científicos, como yo, que se ganaban la vida como escritores de ciencia. Poco a poco, todo fue cambiando.

¿Qué aprendí de esta experiencia en país ajeno? Lo resumiría en 5 cosas que escribo a modo de consejos para los futuros fellows latinoamericanos que ganen la beca:

 

HAZ EQUIPO. Hay que tomar la iniciativa, perderle el miedo a hablar con el otro, sobre todo si ese otro es un fellow como tú y en tus mismas circunstancias. Ellos son con los que puedes compartir experiencias y dudas. Con el tiempo, mantener el contacto con ellos puede resultar invaluable.

SOCIALIZA. La reunión anual de la AAAS es, entre otras cosas, un gran evento social, donde convergen personas de diferentes

20160314121528
Los NASW Travel Fellows de este año. Danna es la cuarta de izquierda a derecha. Crédito: NASW

formaciones y puntos de vista para hablar de un tema en común: ciencia. Así que hables con quien hables encontrarás algo interesante. Uno de mis compañeros, Will, me dio un gran consejo: “ve y habla con 20 personas diferentes cada día”. Quizá no todos estén dispuestos a platicar, pero no dejes que eso te desanime, hay muchas otras personas que sí lo estarán. Las personas que conozcas será lo más valioso de esta reunión. Aprende algo de cada quien y no dejes que las relaciones que formaste mueran al terminar el evento. 

 

PLANEA TUS ACTIVIDADES. La beca de la NASW te da mucha libertad ya que únicamente tienes dos actividades obligatorias, pero hay tantas fiestas y seminarios interesantes que es difícil tener tiempo de verlo todo. Así que es importante planear tu viaje con suficiente antelación, lo que te permitirá revisar el programa en línea, elegir las actividades ‘imperdibles’ y OJO: llevar tarjetas de presentación e incluso un CV breve y alguna muestra de trabajo impresa, todo ayudará mucho para que las instituciones que ofrecen puestos para becarios en la “Internship Fair” (o feria de las becas) te conozcan.

 

EXPLORA EL MERCADO LABORAL. En la Internship Fair conocerás a representantes de cerca de 30 instituciones de dentro y fuera de Estados Unidos que acuden a la reunión en busca de posibles becarios. En un solo día estarás hablando con gente de FermiLab, National Geographic, Nature, New Scientist o Scientific American. Vale la pena investigar quiénes son, qué tipo de textos publican, cuál es su estilo, para que, cuando te vean y escuchen, te encuentren irresistible. Muchos de los reclutadores te pedirán hacer tu solicitud en línea así que si no te preocupes si metes la pata en la entrevista.  Es una jornada larga y cansada, no está de más llevar agua y algo de comer.

 

PREPÁRATE PARA SER EDITADO. Una vez que cubres la conferencia que te interesa, debes escribir una historia y estar preparada(o) para trabajar en serio hasta que sea publicada. Lizzie Wade, mi editora, fue increíblemente paciente y alentadora, siempre tuvo un comentario agradable para mí a pesar de sugerir ediciones enormes. De ella aprendí a hacer una nota atractiva y cercana a tu público. Antes de ser publicada, mi nota pasó también por las manos de Czerne Reid quien me recordó algo que solemos pasar por alto los que venimos de un área científica: los temas que pueden ser claros para ti pueden no serlo para tu audiencia, de manera que hay que esforzarse por hacer explicaciones comprensivas.

Puedo decir que haber acudido a esta reunión me enseñó a perderle el miedo al periodismo de ciencia. Los discursos de David Skorton, Brooke Borel  y varios de los galardonados con el premio Kavli de periodismo científico, me hicieron ver al periodismo de ciencia de otra forma, como un área fértil y profesional, en la que es posible crecer y hacer una carrera exitosa y satisfactoria -¡aún sin tener una formación de periodista!- y en la que cada día me siento más a gusto y con más ansias de aprender.

 

danna2

*Danna Oassis López estudió Física en la UNAM, trabaja como becaria en la Unidad de Comunicación del Instituto de Física y está por iniciar una maestría en Science Communication en Holanda.

 

 

 

 

Aquí puedes leer la nota que realizó Danna.

Para más información, también puedes contactar a Emiliano Rodríguez Mega (@mapache_rm) o a Rodrigo Pérez Ortega (@rpocisv), miembros de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia que también obtuvieron la beca de la NASW en años anteriores.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s