Cuatro estrategias para impulsar la cobertura de ciencia

*Por Lesli Álvarez Millán

Si la cobertura de ciencia es débil en las agendas de los medios, es probablemente porque también está flaqueando aquello que define a las buenas prácticas periodísticas: la investigación, la verificación, el contraste y la profundidad.

Algunas ideas para contrarrestar esta tendencia surgieron en la primera mesa de discusión del I Foro Hispanoamericano de Periodismo Científico, organizado por la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia, Factual y el Centro Cultural España en México. El panel estuvo a cargo de Javier Crúz (jefe de la Unidad de Periodismo de la Dirección General de Divulgación Científica de la UNAM), Michele Catanzaro (periodista independiente, Italia-España), Renata Sánchez (El Universal, México), Ángela Posada Swafford (periodista independiente, Colombia/Estados Unidos) y Manuel Lino (presidente de la RedMPC), quien fungió como moderador.

Para Javier Crúz, antes que la ciencia, lo más urgente es impulsar al periodismo. En sus palabras, “hay que desatar una guerra de guerrillas en las redacciones”.

La guerrilla empieza al “invadir” los temas que ya están ahí y que ya tienen cierto poder en las audiencias. ¿Cuáles son esos temas? Crúz citó los resultados parciales de tesis que se desarrollan en la Unidad de Periodismo. De todas las notas que aparecieron en una semana en los noticieros de Canal 11 y Canal 22, ambos de televisión pública, se encontró que 16% corresponde a notas de ciencia,  16% de salud, 22% de economía y 35% de medio ambiente.

Esos temas ya están en los medios así que hay que aprovecharlos. ¿Cómo? Por un lado, con historias sobre estos tres temas cruciales: salud pública, medio ambiente y economía. Y por otro, “devolviéndole al periodismo la ‘P’ de perro guardián, vigilante de la toma de decisiones públicas“, dijo Crúz.

Para Ángela Posada Swafford este impulso puede ser paulatino y natural al incluir la ciencia en temas comunes y cercanos a las audiencias como la cocina, el arte, las películas o los libros. En aquellos medios en los que la ciencia no es la prioridad ni es totalmente aceptada, esta forma de incluir ciencia donde no la llaman, en otras secciones y en otros temas, puede ser una forma sutil de ir ganando espacios.

Catanzaro, sin embargo, piensa que la clave está en hacer buenas historias, producto de grandes investigaciones. “Es imprescindible hacer que el periodismo de ciencia sea necesario, que no sea decorativo”, dijo el italiano. Cuando es decorativo, puede estar o no, y no hay consecuencia alguna, no pasa absolutamente nada. Que sea necesario implica que debe ser innovador y con suficiente investigación.

Otra estrategia para impulsar al periodismo, y luego al periodismo de ciencia, es la colaboración. “Es necesario hacerlo atractivo y colaborativo”, dijo Renata Sánchez. Y una propuesta para lograrlo lleva por nombre InterFuente.

“Interfuente es una plataforma donde invitamos a los periodistas de toda la región que escriben sobre ciencia, tecnología, salud y medio ambiente a que se registren. Lo que hacemos es pedirles algunos enlaces de sus trabajos y temas que cubren con mayor frecuencia.  Luego,  deciden de qué forma quieren colaborar: 1) si quieren compartir sus fuentes con otros periodistas sobre un tema en específico, 2) si quieren ayudar a otros periodistas a encontrar alojamiento o, incluso, hospedarlos si necesitan viajar a esa ciudad para hacer una historia o 3) co-escribir una historia desde ciudades y países distintos”, explicó Sánchez.

Como resultado, InterFuente puede ser el punto de partida para buscar aliados, hacer equipo y colaborar para que no sea una persona en solitario la que tenga que convencer a dueños de medios o editores de que le den un espacio a su historia.

mapa

Los ponentes coincidieron en que la debilidad de la ciencia dentro la agenda mediática no ocurre sólo con la ciencia. Hay que saber que la crisis en el periodismo de ciencia está ligada a la crisis del periodismo general, enfocado, buena parte del tiempo, en cubrir más ‘grilla’ que política. Así que si lo que queremos es impulsar la ciencia, lo más lógico es empezar por hacer un buen periodismo.

Entonces, ¿cómo es que podemos impulsar la ciencia en la agenda de los medios de comunicación? Una frase: haciendo buen periodismo. Eso incluye hacer buenas investigaciones y colaboraciones, eso incluye respetar su esencia: la verificación. Pero también implica hacer historias tan buenas y de temas tan permanente atractivos para las audiencias que prácticamente deje de importar si tienen o no la etiqueta ciencia.

 

LESLI

 

*Lesli Aide Álvarez Millán estudió Física en la Facultad de Ciencias de la UNAM, realizó su servicio social en la Unidad de Comunicación del IFUNAM. Actualmente es estudiante del Centro de Ciencias de la Complejidad (C3 UNAM).

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s